Orígenes Palacio Policial

El 8 de setiembre de 1966 durante la dictadura del General Onganía asesinan en Córdoba al estudiante Pampillon de la Unión Integralista Cristiana. Una bala policial daba en su cabeza cuando iba en una manifestación estudiantil de la Universidad Católica de Córdoba.

Ese día, Mendoza tenía un gobernador militar y el Ministro de obras públicas, Coronel Cobos Daract, anunciaba al ganador del concurso de proyectos de la nueva Jefatura Policial: arquitecto Panelo Gelly.

La obra es de 13.500 metros cuadrados y será el mayor edificio publico existente en la provincia.

El 23 de enero de 1968 es expuesto el anteproyecto y se estima su licitación para fin de año.

Cuenta el arquitecto que el Palacio Policial parece un gigantesco panel de abejas, la armadura llevó como idea original la seguridad, una perfecta visión desde adentro hacia afuera, pero no al revés y la iluminación natural.

El 17 de diciembre de 1971 estaba el General Lanusse. Se llama a licitación para hacer el Palacio Policial, hay cambios en los parasoles que ahora parecen cañones de un fortín apuntando.

El 11 de enero de 1974, el Gobernador Martinez Baca que tenía el apoyo de la Jotape y Montoneros y peleado a muerte con el Vice visita el edificio policial casi terminado y anuncia la inauguración del Palacio Policial para el 8 de julio de 1974, el día de la Policía de Mendoza.

Panello, el hacedor del proyecto, les dice a los funcionarios y a los periodistas que por ahora se inaugurará el primer cuerpo del moderno Palacio Policial, lo que está marcado y que se ubica a la izquierda. Allí funcionará toda la maquinaria policial represiva, como si fuera una cadena de montaje, empezando por el D5 que hacía el fichaje del detenido. Todo lo demás, algún dia se construiría (nunca).

En la planta suelo hay un conjunto de celdas destinadas al D2.

El Gobernador Alberto Martínez Baca con sus funcionarios se interesó especialmente por visitar las celdas del D2 a las que se llega por un pasillo en el costado Este.

Las celdas -practicamente terminadas- son colectivas e individuales. Las primeras tienen un buen sistema de ventilación mediante un enrejado en la parte superior. Las individuales , en cambio, son relativamente pequeñas y con puertas de metal en donde se observa un orificio chico para comunicarse con el detenido. Es además la única entrada de aire y luz.

Martinez Baca se quejó de lo estrechas y sin sol que eran los calabozos y que es importante dar un trato más humano a los detenidos.

De modo especial, agregó su director de Cultura Federico Suarez, con aquellos que se hayan procesados o deenidos que todavía la justicia no los ha condenado.

La recomendación fue receptada inmediatamente por un0s policías del D2 quienes les dirían a los arquitectos para que hicieran calabozos más confortables.

Al salir, Suarez se detuvo en el frente del edificio con esas ventanitas en forma de bocas pidiendo auxilio. Esa noche tenía una reunión con sus compañeros montoneros. Al llegar a su casa, su señora Liliana Riveros lo recibió muy entusiasmada, le contaba lo bien que les había ido con una obrita de teatro para chicos. La miró bien, qué hermosa que era, era perfecta pero desapareció, miraba y su mirada la atravesaba. Volvió en si. Parece que no me estás escuchando, le dijo ella, que tenía su mano derecha metida en un muñeco de gruesos bigotes.

Fuente: Myriam Ruiz – Directora de Sitio Andino – @myriruizbarrio

El mandatario provincial y el resto de las autoridades recorrieron prácticamente toda la obra , en sus distintos pisos interiorizandose con detalle del futuro emplazamiento de las dependencias.

Hay cuatro pisos, un subsuelo, una planta suelo, una planta baja y un primer piso. La entrada es por el oeste, por la calle Belgrano, uno llega y ve la escalera que sube al primer piso donde estará investigaciones, hay una mesa de recepción, y a la derecha la puerta que comunica con los calabozos, pero no se llega a los calabozos por alli, a ellos se llega por el este, hay un desnivel, una playa de estacionamiento discreta, donde se bajaran a los detenidos y por una puertita subiran una escalera y llegaran a sus calabozos en la planta baja, la playa esta en nivel suelo.

Veamos quienes se iran a ese nuevo edificio:

Subsuelo: Departamento 5, sección prontuarios y objetos perdidos.

Suelo: otras dependencias del D5 como identificación de personas, antecedentes personales, objetos personales (alli se harían las cédulas de identidad) y otro conjunto de celdas (todas las detenciones que no eran políticas, las prostitutas iban a esa parte y otras detenciones en la vía pública).

Planta Baja: comisaría de guardia, antecedentes judiciales, archivo de prontuarios, división criminalística, museo y Gabinete proyecciones de relaciones policiales.

Primer piso: Division delitos del D5 y el D2 de Inteligencia.

El Inspector general Eusebio Ibañez dice que se tiene pensado habilitar una sala de periodistas, hasta tanto se construyan los dos cuerpos, esto nunca sucedió, los periodistas eran atendidos en la vieja Jefatura donde estaría Santuccione, a unas cinco cuadros del Palacio.

Para mayo está previsto terminar esta parte y se proyecta llamar a licitación pública para el resto del edificio, lo que nunca se hizo.

Lo que nunca se hizo fue el edificio central de ocho pisos con los despachos de los altos funcionarios, un casino con dormitorios y comedores En el edificio norte estaría bomberos, un patio de ceremonias, etc.

Lo construido tendrá divisiones provisorias, con tabiques desmontables, hasta tanto se termine todo el edificio, como este nunca se terminó, los tabiques fueron eternos.

En junio se anuncia en Diario Andino que la inauguración será el 8 de julio de 1974, el día de la policía.

El ocho de setiembre de 1966 durante la dictadura del General Onganía asesinan en Córdoba al estudiante Pampillon de la Unión Integralista Cristiana. Una bala policial daba en su cabeza cuando iba en una manifestación estudiantil de la Universidad Católica de Córdoba.

Ese día, Mendoza tenía un gobernador militar y el Ministro de obras públicas, Coronel Cobos Daract, anunciaba al ganador del concurso de proyectos de la nueva Jefatura Policial: arquitecto Panelo Gelly.

La obra es de 13.500 metros cuadrados y será el mayor edificio publico existente en la provincia.

El 23 de enero de 1968 es expuesto el anteproyecto y se estima su licitación para fin de año.

Cuenta el arquitecto que el Palacio Policial parece un gigantesco panel de abejas, la armadura llevó como idea original la seguridad, una perfecta visión desde adentro hacia afuera, pero no al revés y la iluminación natural.

El 17 de diciembre de 1971 estaba el General Lanusse. Se llama a licitación para hacer el Palacio Policial, hay cambios en los parasoles que ahora parecen cañones de un fortín apuntando.

El 11 de enero de 1974, el Gobernador Martinez Baca que tenía el apoyo de la Jotape y Montoneros y peleado a muerte con el Vice visita el edificio policial casi terminado y anuncia la inauguración del Palacio Policial para el 8 de julio de 1974, el día de la Policía de Mendoza.

Panello, el hacedor del proyecto, les dice a los funcionarios y a los periodistas que por ahora se inaugurará el primer cuerpo del moderno Palacio Policial, lo que está marcado y que se ubica a la izquierda. Allí funcionará toda la maquinaria policial represiva, como si fuera una cadena de montaje, empezando por el D5 que hacía el fichaje del detenido. Todo lo demás, algún dia se construiría (nunca).

En la planta suelo hay un conjunto de celdas destinadas al D2.

El Gobernador Alberto Martínez Baca con sus funcionarios se interesó especialmente por visitar las celdas del D2 a las que se llega por un pasillo en el costado Este.

Las celdas -practicamente terminadas- son colectivas e individuales. Las primeras tienen un buen sistema de ventilación mediante un enrejado en la parte superior. Las individuales , en cambio, son relativamente pequeñas y con puertas de metal en donde se observa un orificio chico para comunicarse con el detenido. Es además la única entrada de aire y luz.

Martinez Baca se quejó de lo estrechas y sin sol que eran los calabozos y que es importante dar un trato más humano a los detenidos.

De modo especial, agregó su director de Cultura Federico Suarez, con aquellos que se hayan procesados o deenidos que todavía la justicia no los ha condenado.

La recomendación fue receptada inmediatamente por un0s policías del D2 quienes les dirían a los arquitectos para que hicieran calabozos más confortables.

Al salir, Suarez se detuvo en el frente del edificio con esas ventanitas en forma de bocas pidiendo auxilio. Esa noche tenía una reunión con sus compañeros montoneros. Al llegar a su casa, su señora Liliana Riveros lo recibió muy entusiasmada, le contaba lo bien que les había ido con una obrita de teatro para chicos. La miró bien, qué hermosa que era, era perfecta pero desapareció, miraba y su mirada la atravesaba. Volvió en si. Parece que no me estás escuchando, le dijo ella, que tenía su mano derecha metida en un muñeco de gruesos bigotes.

Fuente: Myriam Ruiz – Directora de Sitio Andino – @myriruizbarrio

El mandatario provincial y el resto de las autoridades recorrieron prácticamente toda la obra , en sus distintos pisos interiorizandose con detalle del futuro emplazamiento de las dependencias.

Hay cuatro pisos, un subsuelo, una planta suelo, una planta baja y un primer piso. La entrada es por el oeste, por la calle Belgrano, uno llega y ve la escalera que sube al primer piso donde estará investigaciones, hay una mesa de recepción, y a la derecha la puerta que comunica con los calabozos, pero no se llega a los calabozos por alli, a ellos se llega por el este, hay un desnivel, una playa de estacionamiento discreta, donde se bajaran a los detenidos y por una puertita subiran una escalera y llegaran a sus calabozos en la planta baja, la playa esta en nivel suelo.

Veamos quienes se iran a ese nuevo edificio:

Subsuelo: Departamento 5, sección prontuarios y objetos perdidos.

Suelo: otras dependencias del D5 como identificación de personas, antecedentes personales, objetos personales (alli se harían las cédulas de identidad) y otro conjunto de celdas (todas las detenciones que no eran políticas, las prostitutas iban a esa parte y otras detenciones en la vía pública).

Planta Baja: comisaría de guardia, antecedentes judiciales, archivo de prontuarios, división criminalística, museo y Gabinete proyecciones de relaciones policiales.

Primer piso: Division delitos del D5 y el D2 de Inteligencia.

El Inspector general Eusebio Ibañez dice que se tiene pensado habilitar una sala de periodistas, hasta tanto se construyan los dos cuerpos, esto nunca sucedió, los periodistas eran atendidos en la vieja Jefatura donde estaría Santuccione, a unas cinco cuadros del Palacio.

Para mayo está previsto terminar esta parte y se proyecta llamar a licitación pública para el resto del edificio, lo que nunca se hizo.

Lo que nunca se hizo fue el edificio central de ocho pisos con los despachos de los altos funcionarios, un casino con dormitorios y comedores En el edificio norte estaría bomberos, un patio de ceremonias, etc.

Lo construido tendrá divisiones provisorias, con tabiques desmontables, hasta tanto se termine todo el edificio, como este nunca se terminó, los tabiques fueron eternos.

En junio se anuncia en Diario Andino que la inauguración será el 8 de julio de 1974, el día de la policía.

Compartir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *